Jueves, 06 Junio 2019 16:33

¿Es posible crear una smart city para mejorar el turismo?

El ocio, la cultura y el turismo, son algunos de los sectores que se ven beneficiados, con la implementación de diferentes sistemas de conteo y tracking que hacen que una ciudad se convierta en una smart city. Como especialistas en smart cities en España, sabemos de primera mano hasta qué punto puede mejorar el turismo en ellas gracias a la aplicación de nuestros productos en las ciudades. Cada vez son más los proyectos que llegan con este objetivo, ¿a qué se debe?

Acceso a información clave sobre los visitantes

Uno de los beneficios de una smart city, es que permite acceder a una gran cantidad de información sobre los turistas. Por ejemplo, gracias al conteo y tracking de personas, es posible saber el número de visitantes que tiene la ciudad, qué zonas son las más visitadas o tratar de derivar el flujo hacia otras zonas. Además, también podemos saber en qué épocas hay una menor afluencia, con el fin de crear eventos o campañas que atraigan a un mayor número de turistas, así como cuáles son los recorridos que realizan habitualmente por la ciudad y su entorno.

Otra opción interesante para mejorar el turismo de las ciudades, es la instalación de un sistema de tracking, conteo y clasificación de vehículos, como el que ofrecemos en Dinycon, que informe sobre las plazas libres en los aparcamientos. De este modo, podemos hacer saber a los turistas qué plazas están disponibles para aparcar en lugares próximos, guiarlos hacia los parkings cercanos para facilitar el flujo de tráfico en la ciudad, e incluso informarles sobre las zonas que están más descongestionadas, por ejemplo.

Uno de nuestros casos de éxito más destacados, es el sistema de conteo de personas y control de aforo que instalamos en la Ermita de San Juan de Gaztelugatxe, en Bilbao. Después de aparecer en la serie de Juego de Tronos, su número de visitantes se incrementó hasta tal punto, que, por motivos de seguridad y conservación del acceso a la ermita, era necesaria una solución. De esta forma, ahora es posible saber datos en tiempo real, que permiten tomar las medidas pertinentes antes de alcanzar el aforo máximo, para evitar posibles incidentes.